The Strokes – The New Abnormal

The New Abnormal - The Strokes

Este es el álbum mas interesante que han sacado en la ultima década. PUNTO. 

Es un álbum creativo, en donde los integrantes e ideas parecen más alineados entre sí.

Entiendo que en los 2 álbumes pasados han intentado cosas diferentes, estilos diferentes a sus primeros dos álbumes (#1 Is This It? y #2 Room On Fire) lo cual está perfecto desde un punto de vista artístico, pero la verdad es que en esa etapa se notan los desencuentros de ideas entre los integrantes. Por ejemplo, cuando escuché “Two Kinds of Happiness” de su álbum “Angles” (#4)  por primera vez, al principio pensé que era de lo mejor que habían sacado, una especie de rock alternativo, 80s – intentando algo nuevo con la esencia The Strokes, solo tomó 50 segundos para pasarme de ese estilo a otro más progresivo – es como si hubiesen amalgamado dos canciones en una y hayan tenido que nombrarla “dos tipos de felicidad” para no tener que llegar a desacuerdos. 

The New Abnormal no es así. No me extraña que Julian Casablancas haya dicho que este es uno de los 4 álbumes que mas ha disfrutado hacer a lo largo de su carrera (Is This It? – Room On Fire, The New Abnormal y no quiso decir el otro para no meterse en problemas). Se nota Julian. 

The Adults are talking es lo mas “Strokes” que vas a escuchar en el álbum, es como si trataran de decir “Hey, todavía podemos sacar canciones chingonas con recetas del pasado – ¿esto quieres escuchar? bien, pero vamos a seguir intentando cosas diferentes” – La voz de Julian es excelente. El título de la canción parece indicar que vuelven a trabajar en equipo. Las guitarras del outro son una chingonería – podrían tocar eso por más tiempo sin ningún problema.

Selfless: La voz de Julian sigue en plan diferente, Nic Valensi le da un sonido casi de sintetizador a su guitarra, Albert Hammond Jr sigue firme a su idea de cómo una guitarra Stratocaster debe sonar. Aquí parece que llegan a un acuerdo – Nic juega mas con sonidos en la guitarra, Albert mantiene un sonido ecuánime, manteniendo el estilo. Dando el balance.

Brooklyn Bridge To Chorus, el uso del sintetizador empieza a notarse como un sonido mas constante en las canciones de la banda. Lo integran pero siguen sonando a The Strokes. Verlos tocar en vivo va a ser interesante. Tocarán los sonidos del sintetizador con pedales de guitarra? – agregarán a un nuevo integrante? – me inclino por la primera. 

At The Door.  La voz de Julian en su máximo esplendor, en conjunto con los sintetizadores que ayudan a darle matiz a la letra y voz, ayudando a contar la historia. Es de lo mejor que han sacado como banda.

Es un álbum bastante depresivo. Pero se escucha honesto. Elocuente, no más. Si siguen sacando música juntos sin tomarse descansos, tengo la impresión de que van a mejorar todavía más.

Site Footer